Posted by : eliott jueves, 25 de septiembre de 2014

Me gusta el otoño, me gusta mucho.

En el otoño deja de existir el verano y se intuye el invierno. Esos días en los que la lluvia llama a la ventana porque quiere huir del viento me agradan sobremanera. 

Pero lo que realmente me fascina del otoño es su luz, todo se ve distinto, la luz del otoño saca matices que en otra época del año no se ven, se ve magia en la naturaleza y en los rincones más vulgares de nuestras ciudades.

Quizás el momento más mágico en este aspecto lo viví hace unos años en un día de otoño.  Aquella tarde, cerca de la temprana hora en la que el sol baja como con prisa, me encontraba en un pueblo castellano y el cielo empezó a cambiar sus colores hacia los cálidos rojizos. Aquello era distinto, subí al coche y con mi cámara de fotos salí del pueblo por caminos de tierra unos tres kilómetros y subiendo una loma pude divisar el cielo y recortada en él, la iglesia de pueblo.

A partir de ahí todo fue una locura, el cielo cambiaba cada segundo y apenas me daba tiempo de jugar con el obturador, la velocidad, el zoom... Estuve haciendo fotos sin parar, cada una era distinta a la anterior, así durante una hora, que fue lo que duró ese espectáculo, hasta que el sol se escondió del todo y dejó de iluminar el cielo.

Cuando vi las fotos en la pantalla del ordenador pude disfrutar de aquello que había visto y que estando allí no pude hacer por el frenesí de disparos fotográficos en el que me vi inmerso. Había fotografiado muchos cielos distintos: apacibles, cálidos, tenebrosos, igneos... y todos estaban en mi pantalla, 121 en total.

De las fotos que saqué en esa hora os dejo algunas, espero que os gusten y si es así sabed que eso es el otoño, mi luz favorita. Y en estos tres meses habrá muchos días así, sólo hay que mirar al cielo y disfrutar. 











Fotos realizadas por eliott el 29 de octubre de 2009 
sin edición posterior



{ 12 comentarios... read them below or Comment }

  1. Enhorabuena por esta nueva imagen.
    Mágnifica entrada y preciosas fotos. Otra de las cosas de las que podemos presumir en Castilla es de bellos amanaceres y atardeceres, como nos muestras. Tengo la oportunidad de disfrutar a diario de ellos y trasmiten muchas sensaciones esos colores rojizos, desde aquí ya que me he colado en este blog amigo os invito a que lo disfrutéis personalmente, no os defraudará para nada y acabaréis dando la razón a Eliott. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marycheivis

      Me alegra que te guste la nueva imagen del blog

      Y sí, tú también conoces bien esas luces que adquieren los cielos de Castilla en estas épocas. Merece la pena conocerlas en persona

      Un beso :)

      Eliminar
  2. La realidad siempre supera a la imagen, así que me puedo hacer a la idea de la belleza de aquella luz, aquel cielo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola eleygrey

      Es cierto lo que dices, en vivo todo es más bonito

      Gracias por pasarte por aquí

      Saludos :)

      Eliminar
  3. También prefiero la luz de esta estación. Y preciosas fotos!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Margari

      Gracias, me alegra que te gusten.

      Besos :)

      Eliminar
  4. Y a mí también me gusta, mi estación preferida, alterna frío y calor, lluvia y el olor después de las primeras a guas. Ahhhh. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yossi

      Antes que nada bienvenido, pásate cuando quieras.

      Qué maravillosas son todas esas sensaciones que cuentas y que en el otoño son más potentes y maravillosas.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  5. Una pasada esos cielos rojizos. Que grandes atardeceres he pasado en el faro de Tarifa viendo su silueta recortada y al fondo Africa tan cerca y a la vez tan lejos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fesaro

      La verdad es que, sea donde sea, esos momentos son inolvidables, ¿verdad?

      Un saludo :)

      Eliminar
  6. Hola eliott
    El otoño tiene ese color de despertar a algo nuevo. Entre un color pálido y brillante. En éste cambio de estación hay desestabilidad, depresiones, incomodidades en la vida diaria que muchas personas no sabemos encauzar... Hace un tiempo que estoy metida en el "mundo" del autoconocimiento y ésta "incomodidad" la veo más como una oportunidad para mirar dentro y ver si algo no me gusta como funciona... Y ¡,tengo la oportunidad de cambiarlo!!
    He nacido en el Otoño. Una estación llena de luces y de sombras... Una estación de tránsito entre el calor y el frío. Una estación para pararte y pensar.
    Me gusta mucho el otoño.
    ¿Y las castañas?
    ¿las calabazas?
    las hojas que se caen... sabiendo que volverán a salir...
    Es una época de letargo... una época que nos brinda la oportunidad de muchas cosas...
    ¡Las fotos maravillosas!
    Un abrazo

    Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva

      ¿Qué responder a un comentario tan bonito? Ya lo has dicho todo tú, y muy bien.
      Gracias por pasarte por aquí

      Un abrazo :)

      Eliminar

Sígueme en Twitter

Suscríbete por mail

Estoy leyendo

Estoy leyendo

Estoy viendo

Estoy viendo
© eliott 2012. Con la tecnología de Blogger.

Almas cándidas sin criterio que siguen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Copyright © blog de eliott -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -