Posted by : eliott jueves, 31 de mayo de 2012



Ayer se cumplieron 10 años que terminaron de limpiar la zona cero en Nueva York, en aquella zona estuve yo un año antes del asesinato de aquellas 3017 personas. 


Foto by eliott (año 2000)



Pero la historia que quiero contar es una que nadie te ha contado.

Subí al ascensor de la torre sur que llevaba al piso 107 donde estaba el mirador, al entrar en el ascensor me sorprendió el ascensorista, Ricardo, un jóven de orígenes hispanos, que con una sonrisa permanente, saludaba a todo el mundo que subía al enorme ascensor, durante el trayecto me estuvo preguntando cosas sobre España, me decía quería ir algún día porque su abuelo murió sin poder ir a España, que era su sueño. Me pareció una de esos seres que te encuentras por casualidad y sabes que es buena persona.

En el día a día nos cruzamos con cientos, quizás miles de personas. De esas, en algún momento hay alguna que te llama la atención por algún detalle sin importancia, pero permanece en tu memoria durante un tiempo.


Aquella conversación con Ricardo no la recuerdo exactamente, pero su sonrisa en ocasiones me viene a la memoria y vuelvo a estar en aquel ascensor.

Sólo deseo que el 11 de septiembre del año siguiente Ricardo se hubiera quedado sin trabajo o librara ese día...

Ojalá Ricardo siga por ahí regalando sonrisas porque el mundo no está sobrado de gente como él. Ricardo y yo éramos amigos aunque nunca nos conocimos. Va por ti.






{ 8 comentarios... read them below or Comment }

  1. Felicidades!!!
    Creo que, cuando escribas una entrada de este tipo, deberías poner un aviso diciendo "preparen los kleenex" o algo similar.
    También espero que Ricardo no estuviese ese día allí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias
      Yo quiero pensar que no estaba, no se lo hubiera merecido. Como el resto de personas que estaban allí
      Un beso

      Eliminar
  2. Hoy me acordé de esta entrada. Fui a la Feria del Libro y cuando llegué a la estación de Atocha, había muchísima gente. Era imposible caminar y mi única opción para poder avanzar era pasar por encima de los andenes del atentado del 11 de Marzo. Creo que es, como mucho, mi quinta vez desde entonces (procuro ir siempre por el lado contrario), y todavía paso temblando por allí. No por miedo a que vuelva a pasar, recordando lo que sucedió ese día.
    ¿Sabes? Mi hermano y yo podíamos haber estado allí ese día, pero la casualidad quiso que mi madre estuviese, en ese mismo instante, en un quirófano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Precioso amigo...precioso...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito, un gran recuerdo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Sígueme en Twitter

Suscríbete por mail

Estoy leyendo

Estoy leyendo

Estoy viendo

Estoy viendo
© eliott 2012. Con la tecnología de Blogger.

Almas cándidas sin criterio que siguen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Copyright © blog de eliott -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -