Posted by : eliott viernes, 2 de marzo de 2012



Aquí voy a hacer un esbozo del que, desde mi opinión, es un genio de la interpretación pianística, en particular de Johann Sebastian Bach. Estoy hablando del genio canadiense: Glenn Gould.
Glenn Gould

Quizás su obra más conocida sea la interpretación que en 1981 hizo de las variaciones Goldberg, esta interpretación la has escuchado seguro ya que es lo que Hannibal Lecter escuchaba en el Silencio de los Corderos.

Glenn Gould fue un intérprete extravagante en su vida y en su forma de llevar las partituras al piano. Siempre con abrigo, bufanda y guantes incluso en verano por temor a las enfermedades, tocaba con su inseparable silla desvencijada y exageradamente baja con respecto al teclado, que le obligaba a adquirir una postura antinatural pero que le metía dentro de lo que estaba tocando, de tal forma se abstraía de todo que en sus grabaciones se le escucha tararear continuamente, cosa esta que no todo el mundo aguanta. En este vídeo se ve claramente su peculiar estilo.

Fue el 10 de abril de 1964 cuando cuando decidió ofrecer su último concierto para dedicarse de pleno a grabar, transcribir y componer. Una decisión que tomó en el apogeo de su carrera pero que gracias a esta hoy podemos disfrutar de un catálogo muy amplio de grabaciones editadas por el sello Sony Music.

Volviendo a las Variaciones Goldberg, esta obra se compone de un aria y 32 variaciones sobre la misma, Glenn Gould hizo dos grabaciones en su vida de esta obra, una en 1955 y la otra en 1981. En estas dos grabaciones se ve la evolución de Gould y cómo interpreta esta obra de Bach con 23 años  y con 49 años. La primera es una interpretación juvenil, alegre, vivaracha; la segunda es mucho más pausada, reflexiva e intimista donde Gould saca su forma de ver la música después de una vida profundizando en Bach y a un año de su muerte. La versión del 55 es genial, la del 81 es simplemente perfecta (aunque se le oiga tararear). Escuchemos el aria y las primeras variaciones en esta segunda versión.



En fin, que esta pequeña reseña sirva para dar a conocer a este genio a quienes lo no lo conocieran y para todos os aconsejo que dediquéis una hora de vuestro tiempo a escuchar con calma las Goldberg del 81. Seréis más felices.

Gracias Glenn por haber existido y por haber decidido grabar tanto.





Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Sígueme en Twitter

Suscríbete por mail

Estoy leyendo

Estoy leyendo

Estoy viendo

Estoy viendo
© eliott 2012. Con la tecnología de Blogger.

Almas cándidas sin criterio que siguen este blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Copyright © blog de eliott -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -